En el Archivo-Biblioteca de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, se conserva el extracto de una memoria sobre las Antiguedades
de Regina escrita por Jose Antonio Barrientos, corresponsal de la Comisión Provincial de Monumentos de Badajoz
. Esta fechada en Badajoz
a 5 de noviembre de 1845 y contiene uno de los primeros planos conocidos del teatro de Regina


A la vertiente NE de la cordillera de Reyna, cuyas cumbres se pierden
en las de los Montes Marianos, en un Ilano despejado, a la inmediación
de la ciudad de Llerena, debió existir esta colonia, segun los restos que se
examinan, que aunque vejados por el tiempo y por el hombre, dan indicios de 10 que fue. Escombros de edificios esparcidos profusamente,
algunas inscripciones ya casi ilegibles, pedazos de pavimentos compuestos de espesas capas de diferentes argamasas, varios trozos dem grana basto y muy pocos y pequenos de marmoles y jaspes que aun ruedan por su suelo, denotan el lugar de la antigua Regiana.
Hallanse trozos de buen muro construido con la solidez que marca las
obras de los Romanos, y que por su forma nos revela un teatro de los en
que solfan ostentar su destreza. La copia numero 1° representa su planta
que aunque destruida la fabrica, interrumpida en sus angulos y
confundida por la tierra y escombros, se ha podido sacar con exactitud en sus medidas y sujección a verdadera escala.
A corta distancia del teatro indicado, en el lugar de Casas de Reyna, se encuentran sirviendo de bancos alas puertas de algunos particulares, varios marmoles y jaspes que representan aras 0 pedestales, adornos y losas sepulcrales que extraidos de la antigua Regiana han sido conducidos a los sitios donde se hallan.



1Desde finales de los setenta hasta principios de los noventa se han llevado a cabo excavaciones y trabajos de restauración en el teatro romano de Regina.
Las primeras excavaciones fueron realizadas por D.Mariano del Amo quien practicó una zanja longitudinal en sentido oeste-este, con una anchura de 1,50 m, que discurría desde el hemiciclo superior de la cavea a la scena frons. Esos primeros trabajos permitieron conocer la estructura interna del edificio y cómo fue reutilizado en época posterior al abandono, con presencia de niveles medievales.
Posteriormente, a partir de 1978, las excavaciones, dirigidas desde entonces por José María Álvarez Martínez, se centraron en el frente escénico, hyposcaenium, pulpitum, y orchestra. Los restos hallados se encontraban en un buen estado de conservación. También se fue descubriendo el graderío al completo, los vomitoria, postcaenium y todo el perímetro de la fachada.

Teatro sin cuatripórtico ni viridarium

En 1986 se llegó a la conclusión de que el teatro no contó con un viridiarium con cuatripórtico como tienen otros teatros como el de Mérida. Excavaciones en al zona encontraron restos de un establecimiento rural construído a raíz de la Reconquista y aprovechando las ruinas del edificio. Era la alquería de San Pedro de Villacorza, aneja a la ermita homónima que ocupó buena parte del pulpitum, parascaenium y basílica septentrional. En la excavación de esa zona se hallaron un buen número de elementos de arquitectura del teatro: fustes de columna, cornisas de arenisca pertenecientes a la scena frons y un capitel. Todos servían de cimentación del edificio religioso.
En los trabajos en la parte noroccidental del teatro se pudo determinar que el acceso desde el exterior se hacía por rampas de tierra, más que por escaleras de madera. Las entradas se distribuían a dos alturas, para la zona alta y la más inferior del graderío.

Materiales de construcción

La obra está enteramente realizada con mortero de cal y piedra (Opus caementicium). El paramento usado es el opus incertum, constituído por piedras irregulares cuyas juntas aparecen resaltadas por cintas de mortero. La piedra utilizada es conocida por los naturales del lugar como "jabaluna". Es de naturaleza caliza y procede del cerro donde se asienta la alcazaba de Reina, donde aún se aprecian huellas de la explotación romana. La arenisca de la que se tallaron lo sillares, según estudios realizados por el departamente de Petrografía de Zaragoza, el originaria de unas canteras de la vecina Sierra de san Bernardo. Mientras tanto el mármol en su mayoría es de Alconera, conocido como pagus marmorarius ubicado en una praefectura emeritensis. Existen otros tipos, alguno de procedencia bien determinada como los de Estremoz y otros de origen incierto.

Cronología

Tanto la propia estructura del edificio, como ciertos detalles edílicos, sitúan la construcción del teatro de Regina en una época más o menos determinada. Los materiales de construcción y técnicas utilizadas son similares a las usadas en otros teatros perfectamente datados como el de Medellín, el de Autun, en Francia o el de Augusta Raurica. Se datarían entre la época Julio-claudia y Flavia.
La scenae frons, es casi canónica dentro del denominado tipo occidental. Dicho modelo empieza a gestarse con Augusto, tiene plena vigencia en época Julio-claudia y todavía perdura con los Flavios. A todo ello hay que añadir la aparición de una moneda de claudio en las excavaciones de 1979.
En un pozo en el hyposcaenium, aparecieron una serie de capiteles de distintas épocas. Por sus características cinco de ellos han sido fechados en época flavia, otros dos en período adrianeo y uno más posterior en tiempos de la dominación árabe. Con todos estos datos la construcción del edificio más emblemático de la ciudad podría fecharse en la segunda mitad del siglo I d.C.
El teatro de Regina fue abandonado a partir de la segunda mitad del S. IV d.C. Así lo atestigua el hallazgo de numerosos materiales de esa fecha.




  
  Inicio El teatro La ciudad La dama de Regina Festival de teatro
  ¿Cómo llegar? Características Orígenes El hallazgo El Pedrosillo
  Centro de interpretación Excavaciones Entramado urbano Hipótesis reconstructiva Epigrafía reginense
  BIC Elementos El foro La diosa Juno La Regina dispersa
  Casas de Reina Fotos La calzada Fotos SPQREG