finicio



El asentamiento de época prerromana pudo acuñar una moneda de la que se han encontrado importantes evidencias en la zona. La primera emisión pudo ser sobre la segunda mitad del S. II a. C. con medidas de 30-32 mm., y peso de 17,7 g. Presenta en el anverso una cabeza viril a la derecha con casco, a la que rodean tallos de vid. En reverso, y entre una rodela y una espada afalcatada ibérica, colocadas indistintamente arriba o abajo, se contiene en doble línea la inscripción latina “TURIRIIGINA” y la correspondiente en caracteres
neo-púnicos.
En esa ceca se hace una emisión posterior algo más baja de medida y peso, en la que a la cabeza del anverso se la rodea de espigas y, en el reverso, entre un racimo de uvas y una espiga se coloca la leyenda, pero ya sólo latinizada, debiendo corresponder esta emisión al S. I., tras las operaciones bélicas en esta zona. También se ha localizado un divisor (cuadrante) de 15-16 mm. y 3,96 g.

flecha Orígenes      flecha Entramado urbano      flecha El foro     flecha La calzada      flecha Reconstrucción ideal     flecha Excavaciones
1

Los orígenes de la ciudad de Regina tenemos que buscarlos en el cercano cerro de las Nieves en Reina. Allí existió un poblado fortificado que se extendió por una superficie de 4 o 5 hectáreas que contaba con un foso defensivo y una muralla de la que han llegado a nuestros días escasos restos. En su Historia Natural  Plinio cita a Regina entre los oppida non ignobilia situados en la zona oriental de la Baeturia, la región que se extendía entre el Guadiana y el Guadalquivir y que estaba ocupada por los Túrdulos. En época Julio-Claudia se empieza a construir la ciudad de Regina en el llano, muy cerca del citado cerro y junto a la calzada que a través de la  Sierra Norte y Astigi, unía Emerita Augusta con Hispalis. En el proceso de romanización de Hispania, fue muy recurrente el traslado de poblaciones de zonas altas a terrenos llanos, quizás para aprovechar mejor los recursos naturales. La zona contaba con buenas tierras para el cultivo, era rica en agua y contaba con importantes recursos mineros. Según algunos epígrafes encontrados, la ciudad en el llano pudo estar ya fundada en tiempos de Claudio. No fue un núcleo de población demasiado extenso. La ciudad fue proyectada para un mayor desarrollo urbanístico del que finalmente tuvo.

Esplendor Flavio

En un principio Regina era un oppidum stipendiarium, como se desprende de una inscripción dedicada al Genium oppidi. En época de los emperadores Flavios, es cuando la ciudad adquiere su máximo esplendor coincidiendo con el acceso al estatuto jurídico privilegiado de municipium. La expresión res publica reginenses hallada en algunas epigrafías dan prueba de ello. En esa fecha se pudo desarrollar la zona foral, y reformarse el teatro, el edificio mejor conservado de la ciudad.



  
  Inicio El teatro La ciudad La dama de Regina Festival de teatro
  ¿Cómo llegar? Excavaciones Orígenes El hallazgo El Pedrosillo
  Centro de interpretación Cavea Entramado urbano Hipótesis reconstructiva Epigrafía reginense
  BIC Frente escénico El foro / la calzada Tesoros de Regina La Regina dispersa
  Casas de Reina Orchestra Excavaciones   SPQREG